YouTube canal de Davinchi el wxp, WXP Productions, Perrodesgraciado177, Davinchi el wxp, Da Vinci el wxp
Davinchi el wxp / YouTube
Los loquenderos 177, WXP Productions, Perrodesgraciado177, Davinchi el wxp, Da Vinci el wxp
Los Loquenderos / Facebook
Davinchi el wxp en Twitter, WXP Productions, Perrodesgraciado177, Davinchi el wxp, Da Vinci el wxp
Davinchi el wxp / Twitter
Loading

Cualquier donativo es aceptado
Cualquier donativo es aceptado

Orígenes I

Ya no puedo recordar como nací, mi mente ya no logra recordar algo tan simple como lo es mi nacimiento, pero si puedo recordar mi origen, ya no tengo por que ocultarlo. Te contaré lo que deseas saber dentro de tu psique simplemente humana. Puede que no llegues a entenderla ya que sólo eres un simple ser humano. Pero te la contaré. Yo vengo de un lugar donde nunca llueve pero todo comenzó un día que empezó a llover, el cielo se obscureció con oscuras nubes y de ellas caían gotas de agua con mucha fuerza entre los destellos de los rayos.

 

Los truenos sonaban como el rugido de un monstruo que estaba apunto de consumirlo todo. Puede que tu no lo comprendas pero yo vengo de un lugar donde la lluvia simboliza la creación de algo y al mismo tiempo la destrucción de otra. Algo grande iba a alzarse creando la destrucción absoluta. También recuerdo que yo nací con otro cuerpo más junto a mi, era un cuerpo femenino, creo recordar que su nombre era Valeria.

 

Se dice que los que nacemos con dos cuerpos somos los elegidos para algún propósito en especial. Yo no tenía ni padres. Valeria y yo ni siquiera éramos hermanos de sangre, pero curiosamente nacimos juntos. Creo recordar que ella era bastante hermosa, cada vez que estaba junto a ella podía ver sus ojos esmeraldas, su cabello negro como el carbón y cuando me miraba . Era muy dulce.

 

Recuerdo ese día lluvioso, estábamos refugiándonos debajo de una estatua de bronce de un tigre. El Tigre era un animal realmente majestuoso, representaba fuerza y honor, aunque bajo la lluvia parecía tener una apariencia realmente deprimente. En ese momento me di cuenta lo triste que podía ser la lluvia, Valeria parecía tener una expresión triste y me sorprendió mucho por que ella siempre estaba sonriendo. Todo parecía muy triste en ese momento entonces Valeria y yo nos quedamos dormidos.

 

Cuando despertamos vimos que venían a lo lejos tres figuras eran unas criaturas muy extrañas, tenían el cuerpo completamente vendado y andaban sobre unos zancos de madera astillados. Las criaturas pasaron de largo pero yo no pude evitar preguntarles hacia a donde iban. Uno de ello me miro con un ojo que se podía ver a pesar de las vendas de su cara. Pude oír una voz ronca que me decía;

  

— Nosotros nos dirigimos a la senda del comienzo, queremos hallar un nuevo comienzo, nos hemos visto afectados por el desastre y deseamos huir de el. 

 

— De donde nosotros venimos sólo hay desastre, solo hay muerte, enfermedad, miedo y destrucción. Donde la lluvia no alcanza y sólo queda oscuridad.

 

— Deberíais marchaos de aquí lo antes posible.

La oscuridad lo consumirá todo...

 

 

Los extraños seres continuaron su marcha, Valeria y yo decidimos abandonar ese lugar moviéndonos por las extensas llanuras del olvido caminando dejando atrás la figura del tigre de bronce y a esos tres pobres seres. No sabíamos muy bien hacia a donde íbamos pero sentíamos que debíamos abandonar ese lugar y seguir andando, estuvimos caminando por mucho tiempo sin encontrar nada más que arena gris mientras la lluvia nos calaba hasta los huesos.

 

Entre rocas oscuras encontramos un lugar donde refugiarnos, Valeria de la nada comenzó a cantar una canción muy hermosa, recuerdo que aquella canción era sobre el amor, era un encanto de chica. Pero ella solía decirme que tenía mucho mal acumulado en mi interior.

 

Nos quedamos dormidos entre esas rocas, cuando despertamos nos dimos cuenta de que la lluvia estaba parando, la tierra volvió a tener un tono rojizo, y el cielo volvía a ser blanco, entonces Valeria y yo pudimos secar nuestras ropas, había visto muchas veces el cuerpo de Valeria pero esa vez me pareció más hermoso que nunca.

 

La tristeza de la lluvia me hizo olvidar lo hermoso que era ver su cuerpo. Sin duda Valeria era lo mejor que tenía a mi lado.

 

Cuando nuestras ropas se secaron decidimos seguí caminando. De repente todo se volvió oscuro y tenebroso. Todo estaba siendo consumido por la oscuridad, Valeria me decía que debíamos correr y empezamos a correr hacia la luz. Detrás nuestro podíamos sentir como nos seguía esa criatura, era un ser horrible que nos seguía con unas fauces tenebrosas y oscuras.

 

Nosotros seguimos corriendo sin parar, estuvo apunto de capturarnos si no fuera por que llegamos a la luz, pero aún estando a la luz decidimos seguir alejándonos, a lo lejos se podía oír el rugido furioso de esa cosa. Valeria y yo caímos de rodillas en la arena agotados de tanto correr. Cuando conseguimos recuperar el aliento continuamos caminando.

 

Entonces a lo lejos vimos una forma extraña que parecía formarse a partir de la arena. Era una figura sin orden alguno. Valeria y yo nos acercamos al extraño ser, no parecía ser peligroso, tenía dos esferas que parecían dos enormes ojos aunque dentro sus formas arenosas se podía ver un rostro. La criatura se dirigió hacia nosotros y nos dijo:

 

— Has conseguido escapar del merodeador de las sombras, debes ser el único que lo a conseguido.

 

— Puede que se deba a que estas unido a esa chica, si estuvieras sólo hubieras sido engullido sin la más mínima posibilidad de escape, debes protegerla por que ella te protege a ti.

 

— Pero veo en ti un mal profundo, algo que esta deseando salir. Creo que ella no sólo te protege del merodeador.

 

 

La voz de ese ser inspiraba confianza a pesar de su aspecto, pero me inquietaba todo lo que el sabía sobre nosotros. Nunca lo había visto pero el nos hablaba como si nos conociera desde hace mucho tiempo. Ese ser continúo hablándonos: 

 

— Se lo que te estas preguntando, no se preocupen amigos míos no voy a hacerles daño al contrario deseo ayudarles.

 

— Yo soy el Mesías de la sabiduría y deseo otorgarles lo que yo se.

 

— En mi guardo 6 idiomas que podrás usar para poder comunicarte con todo ser viviente del universo. Lo que voy a entregarte ahora en muy importante, pues estos presentes no se desprenderán jamás de ti...

 

— Sobre tu mano izquierda sujetaras la vela de un fuego que nunca se consume y que te ara ver a través de la oscuridad y en tu mano derecha sujetaras la estrella que te guiará a través de cualquier lugar. A hora estos dos presentes formarán parte de tu cuerpo y no se desprenderán jamás de ti.

  

 

Entonces el Mesías dejó caer dos esferas en mis manos, cuando las apreté entre mis dedos las esferas se fundieron en mi interior. Me sentía lleno de poder y sabiduría. Al hacer esto el Mesías retomó la conversación una voz algo sería:

 

— Los astros son confusos pero anuncian un gran desastre espero no equivocarme. Puede que tu no seas el más indicado para obtener este poder pero mientras estés junto a ella puede que tu seas el elegido para hacer un nuevo comienzo.

 

— Antes de que yo también perezca en las fauces de la oscuridad me gustaría saber cuáles son sus nombres

 

 

Le respondí al Mesías:

 

— Ella es Valeria y yo me llamo...

 

 

De repente la oscuridad lo consumió todo de nuevo, Valeria me abrazó muy fuerte y le dije que no abriera los ojos.

 

Entonces de mi mano izquierda salió una vela que mostró algo de claridad. Y enfrente de nosotros apareció esa horrible criatura. No puede evitar dar un grito de miedo la criatura parecía reírse parada enfrente de nosotros dos. La miraba fijamente y le decía que se alejara, le hablé y le dije que se alejara en cada una de las lenguas que me otorgó el Mesías.

 

Pero esta cosa decía cosas in entendibles en una lengua oscura e incomprensible. Pero parecía estar deseoso de hacemos daño, entonces de mi mano derecha salió la estrella que me ofreció el Mesías la cual abrió una especie de puerta que daba a la luz. La criatura al ver ese destello de luz se estremeció...

 

Cuando la puerta ya era lo bastante grande para que cupiéramos los dos sentí que no podía avanzar me gire y vi que la criatura estaba engullendo a Valeria. Ella estaba gritando de dolor pidiéndome que la salvara, mire hacia la puerta tenía la salida muy cerca y la estrella estaba perdiendo poder como si se estuviera muriendo por la oscuridad. Valeria seguía gritándome me decía que le dolía mucho yo sentía que no podía hacer nada ya que su cuerpo empezó a descomponerse dejando ver sus huesos.

 

¿Puedes imaginar la impotencia de lo que es perder ante tus ojos la cosa que más amas en este universo?

 

Cuando la criatura cerró sus fauces con Valeria adentro pude sentir dolor, un dolor único e indescriptible ya jamás volveria a oír su voz. Estaba congelado por el dolor y el horror, ya no tentenía ganas de seguir viviendo.

 

La criatura comenzó a decirme cosas en su extraño idioma y entonces me hundió los ojos con los dedos pulgares de sus manos viendo sólo oscuridad, podía sentir como la criatura comenzó a poseerme...

 

Cuando esta se halló dentro de mi alma pude darme de que a pesar de que yo no tenía ojos podían ver entre la inmensidad de la oscuridad.

 

Empecé a gritar y maldecir en una nueva y misteriosa lengua que no había conocido hasta ahora era el idioma de esa criatura, de mi cuerpo el emanaba el miedo, el odio la desesperación y la mismísima destrucción.

 

Todavía podía salir de aquella oscuridad y decidí salir por la puerta que la estrella había abierto hacia la luz una luz que parecía más oscura que nunca. Entre por ese portal y entonces recuerdo que estuve mucho tiempo vagando por extensas columnas blancas hasta que de repente...

 

Me encontraba en una especie de construcción de piedras sobre algo mullido con mantas. No sabía donde estaba me levanté de esa especie de mueble, era un sitio muy extraño.

 

Entonces por la puerta entró algún vestido de blanco. Era un ser que se parecía a mi raza al igual que tu pero que sin duda no era como yo. Cuando me miro a los ojos su rostro se puso pálido e inexpresivo, de repente vi que sus ojos explotaron entre lo que parecía sangre y lágrimas negras de el empezaban a salir abominaciones y protuberancias monstruosas.

 

Entre rugidos horribles salí de aquel lugar. Ese edificio estuvo plagado de seres que yo mismo había engendrado con sólo mirarlos a los ojos.

 

Durante todo el tiempo que e estado rondando en este mundo no me ha importado lo más mínimo las almas que e arrancado de vuestros cuerpos. Cada vez que iba avanzado por todo el mundo todos huían de mi gritando sin parar; el viene, el se acerca...

 

Yo estoy aquí con el propósito de terminar vuestra existencia. No te imaginas el mal que hay en este mundo, son las criaturas más fáciles de poseer por el mal, los serés humanos son el fruto del mal personificado.

 

Esta es mi historia. A hora a llegado el momento de acabar con este mundo también. Aunque te parezca simple cantare con mis seis lenguas la canción que me cantaba Valeria cuando ella estaba viva y cuando cante con la séptima todo terminará...

 

Y antes tú sabrás que mi nombre es

ZALGO

 

Historia proporcionada y escrita por ProyectoCabra.

Extraído de: Creepypastas, Mitos y Leyendas: ''COMIENZOS" No. 1.

Adaptación y ilustración Davinchi el wxp.

Comparte esta CreepyPasta a través de tus redes sociales:


Escribir comentario

Comentarios: 0