YouTube canal de Davinchi el wxp, WXP Productions, Perrodesgraciado177, Davinchi el wxp, Da Vinci el wxp
Davinchi el wxp / YouTube
Los loquenderos 177, WXP Productions, Perrodesgraciado177, Davinchi el wxp, Da Vinci el wxp
Los Loquenderos / Facebook
Davinchi el wxp en Twitter, WXP Productions, Perrodesgraciado177, Davinchi el wxp, Da Vinci el wxp
Davinchi el wxp / Twitter
Loading

Cualquier donativo es aceptado
Cualquier donativo es aceptado

Edward Mordrake, el hombre con dos caras

Una de las historias más raras así como de las más melancólicas y terroríficas de la deformidad humana es la de Edward Mordrake, quien iba a ser el heredero de una de las familias más nobles de Inglaterra. Sin embargo nunca reclamó el título y se suicidó a los veintitrés años. Una segunda cara, con facciones un poco mas viejas que en el mismo Edward adornaba el lugar donde debiera ir la nuca, de acuerdo con las historias el rostro no podía hablar ni comer, pero podía reír y llorar.

 

Estudioso y musicalmente hábil, pasaba sus días en tal soledad y clandestinidad que lo aislaba inclusive de su propia familia. La cara que poseía en su nuca mostraba facciones malévolas, se la había visto sonriendo y burlándose mientras Mordrake lloraba.

 

Edward Mordrake vivía en un retiro absoluto, evitando las visitas incluso de los miembros de su familia. Era un joven de grandes conocimientos, un buen estudiante y un músico de rara habilidad.Tal fue su malestar por aquello, que a la edad de 23 años acabó con su propia vida.

 

Sus ojos seguían los movimientos del espectador, y sus labios se movían sin cesar. La voz era inaudible. Pero Edward si la escuchaba, y solía decir que las atrocidades que decía su contraparte eran de tal calibre, que aseguraba que durante la noche no podía conciliar el sueño debido a los odiosos susurros de su “gemela diabólica” como él la llamaba;

 

— "Nunca duerme, pero que me habla de tales cosas de las que sólo se oyen en el infierno. La imaginación no puede concebir las tentaciones espantosas en las que me envuelve. Por alguna imperdonable maldad de mis antepasados estoy cosido a este demonio."

 

 

En repetidas ocasiones suplicó a los médicos que le extrajeran este gemelo demoniaco porque, supuestamente, le susurraba cosas horribles en la noche, pero ningún médico se atrevió a intentarlo.

 

Un día, y aunque siempre había 2 médicos que le cuidaban, se procuró algo de veneno, y acabo con su vida. Sus ultimas palabras fueron plasmadas en la ultima carta que dejó, pidiendo que la segunda cara fuese destruida antes del funeral para que no le siguiese atormentando en la tumba. Fue enterrado en tierra baldía y sin una lápida, así como el mismo lo pidió.

  

Información de dominio público.

Comparte esta historia a través de tus redes sociales:


Escribir comentario

Comentarios: 0